400 millones para renovar el transporte por carretera

  • Las ayudas se destinarán a la transformación a flotas más sostenibles y digitales, favoreciendo la descarbonización y la reducción de emisiones contaminantes

El Gobierno ha aprobado este Martes 16 de Noviembre un Real Decreto que contempla ayudas para la transformación de las flotas de transporte por carretera, tanto de mercancías como de viajeros, con el objetivo de favorecer la descarbonización y la reducción de emisiones contaminantes, permitiendo alcanzar los objetivos de neutralidad de emisiones de 2050.

La dotación inicial del programa de ayudas es de 174 millones de euros, que se distribuirán entre las Comunidades y Ciudades Autónomas para su gestión. El plan de ayudas estará vigente hasta el 30 de Abril de 2024, pudiéndose ampliar la dotación inicial hasta un máximo de 400 millones en función de la demanda.

El texto precisa la concesión de ayudas directas a autónomos y empresas de transporte de mercancías y/o viajeros, así como a empresas dedicadas al transporte privado complementario.

Actuaciones subvencionables

Algunas de las actuaciones subvencionables recogidas en el proyecto son:

  • Adquisición de vehículos de energías alternativas (eléctricos, de hidrógeno, híbridos, híbridos enchufables), así como, en el caso de autobuses y solo hasta el 31 de Diciembre de 2023, los de gas (GNL o GNC). Los vehículos deberán ser nuevos y matricularse tras la solicitud de la ayuda.
  • Achatarramiento de camiones matriculados antes del 1 de Enero de 2019 adscritos a una tarjeta de transporte.
  • Transformación de vehículos propulsados por diésel o gas en vehículos eléctricos o de hidrógeno.
  • Creación de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos, unida a la solicitud de adquisición de un vehículo eléctrico o híbrido.
  • Adquisición de semirremolques para el transporte intermodal.
Los camiones diésel de última generación quedan fuera

Sin embargo, pese a que el objetivo de las ayudas es reducir las emisiones del sector, estas dejan fuera la adquisición de camiones diésel de última generación así como de los propulsados por gas natural GNL o GNC desde finales de 2023, a diferencia de otros países europeos, mientras que sí se financia la compra de autobuses propulsados a gas.

Respecto a las ayudas destinadas al achatarramiento, se aplican a todos los vehículos de transporte matriculados antes del 1 de Enero de 2019, siempre que cuenten con una autorización de transporte en los dos años anteriores a la solicitud de la ayuda. El importe de las cuantías se establece en función de la categoría del vehículo y su antigüedad, así como el nivel de emisiones Euro y el tipo de destinatario, pero incomprensiblemente no se concede un importe más elevado a los vehículos más contaminantes, que son los que deberían ser objeto preferente de retirada del mercado.

Cuantía de las ayudas

Ayudas a la transformación o «retrofit»:

Ayudas por achatarramiento:

Ayudas para la compra de semirremolques para transporte intermodal:

La cuantía de la ayuda es de 1.000 € por semirremolque (de la categoría O4 con más de 10 toneladas de MMA).

Queda limitada a 30 unidades en el caso de empresas, y a una unidad si se trata de un autónomo.

Ayudas por adquisición de un vehículo cero o de bajas emisiones:

1 Las ayudas establecidas para los vehículos híbridos o de gas de categoría M excluyen a aquellos vehículos incluidos en la definición de «suelo bajo» según lo especificado en el punto 3 de la parte C del Anexo I del Reglamento (UE) 2018/858 de 30 de mayo de 2018.
2 Las ayudas establecidas para vehículos híbridos de categoría N corresponden exclusivamente a la compra de vehículos de bajas emisiones, según la definición del artículo 3 (12) del Reglamento (EU) 2019/1242: «Vehículo pesado de baja emisión»: un vehículo pesado que no sea un vehículo pesado de emisión cero, con emisiones específicas de CO2 de menos de la mitad de las emisiones de CO2 de referencia de todos los vehículos del subgrupo de vehículos al que pertenece el vehículo pesado, determinadas en virtud del punto 2.3.3 del anexo I del Reglamento (EU) 2019/1242. Por tanto, los vehículos subvencionables han de estar incluidos dentro del ámbito de aplicación de dicho Reglamento y cumplir con la definición de «vehículo pesado de baja emisión».