Aprobado el Decreto-Ley que permite alargar el periodo de vigencia y carencia de los préstamos ICO Covid

  • La ampliación de los plazos no se aplica automáticamente por las entidades financieras, sino que deberá solicitarlo el titular del préstamo siempre que no se encuentre en situación de morosidad.
  • El periodo de vencimiento de los préstamos se podrá ampliar hasta los 8 años y el de carencia 1 año más.
  • Además, se amplía el plazo hasta el próximo 30 de junio para solicitar nuevos préstamos ICO.

El Gobierno aprueba flexibilizar el pago de los créditos ICO COVID

El 19 de noviembre ha entrado en vigor el Decreto-Ley 34/2020, de medidas urgentes de apoyo a la solvencia empresarial aprobado por el Gobierno, con el objetivo de mejorar la liquidez de los autónomos y las empresas en la actual situación económica provocada por la crisis sanitaria.

Así, como medida principal en el ámbito económico, el Decreto-Ley prevé la posibilidad de alargar el pago de los préstamos concedidos estos meses atrás por las entidades financieras al amparo de la línea de Avales ICO COVID-19, dotada con un total de 100.000 millones de euros, y a la que se calcula se han acogido hasta ahora en torno a 17.000 autónomos/as y empresas del sector del transporte y la logística.

¿En qué condiciones se podrá ampliar la carencia y el vencimiento?

La ampliación de los plazos no la aplican automáticamente las entidades financieras, sino que debe solicitarlo el titular del préstamos, condicionado a que no se encuentre en situación de demora, ni figure en el CIRBE o en situación concursal.

Se permitirá ampliar:

  • el período de carencia doce meses adicionales hasta un total de dos años;
  • el período de vencimiento hasta 8 años, frente a los 5 años que se estableció inicialmente.

Plazo para nuevos préstamos ICO COVID

Del mismo modo, se amplía el plazo previsto para solicitar préstamos al amparo de la línea ICO COVID hasta el próximo 30 de junio de 2021, como consecuencia de la situación económica motivada por el nuevo estado de alarma y las medidas restrictivas de la actividad económica, que hace necesario extender la cobertura de dicha línea para atender a las posibles necesidades de liquidez de los autónomos/as y empresas en los próximos meses.