La Generalitat de Cataluña estudia prohibir la circulación de camiones por la AP-7 durante los fines de semana

La propuesta, según la portavoz de la Generalitat, tiene como objetivo aliviar el aumento de tráfico ocasionado tras el levantamiento de los peajes el pasado mes de Septiembre

En una nueva afrenta al sector del transporte por carretera, la Portavoz de la Generalitat, Patricia Plaja, ha anunciado que el Gobierno de Cataluña baraja la posibilidad de prohibir la circulación de camiones en la autopista AP-7 los fines de semana para aliviar el aumento de tráfico ocasionado tras el levantamiento de los peajes en la citada vía que entró en vigor el pasado mes de Septiembre.

Esta propuesta es absolutamente “irracional” e injusta, ya que precisamente los camiones ya estaban obligados a circular por la citada autopista desde 2018, cuando se les prohibió que circularan por las carreteras nacionales paralelas, soportando el coste de los peajes, por lo que no es admisible que ahora que es gratuita se les pretenda expulsar de la vía ya que ellos no son los responsables del incremento de tráfico que ha experimentado.

Además, hay que tener en cuenta el servicio público y esencial que realizan los transportistas.

Cabe recordar que la misma autopista AP-7 en la Comunidad Valenciana también ha pasado a ser libre de pago, sin que en dicho tramo se haya establecido en todo este tiempo ninguna medida limitativa, pese a soportar un volumen similar de camiones y tener un número menor de carriles en buena parte del trayecto.

De aprobarse esta medida, tendría consecuencias muy negativas para las exportaciones españolas, teniendo en cuenta que por la AP-7 circulan con destino al resto de Europa el 60% de las exportaciones españolas, que son transportadas por unos 12.000 camiones españoles diariamente, los cuales verían reducida su actividad semanal en más de un 25%, al no tener alternativa alguna para poder acceder a la frontera.