En los últimos años, las principales petroleras que operan en nuestro país han aplicado un sobreprecio abusivo en el precio de los carburantes suministrados en las estaciones de servicio

Los primeros resultados obtenidos de los informes periciales que está elaborando la Plataforma de Afectados por las Petroleras, arrojan datos contundentes sobre la escandalosa política de sobreprecios en el suministro de carburantes que las principales compañías petrolíferas que operan en España han impuesto en las estaciones de servicio a sus clientes.

Así, según las primeras estimaciones, esta actuación abusiva habría supuesto para los transportistas un sobrecoste de más de 15.000 euros por camión en los últimos 14 años.

Dichos informes servirán de apoyo en la reclamación judicial puesta en marcha para demandar de forma colectiva a las principales compañías petrolíferas que operan en España, por su actuación continuada alterando los precios finales de los carburantes.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, mediante Resolución de 30 de Julio de 2009, determinó la existencia del denominado «cártel de las petroleras», sancionando a las tres principales petroleras a nivel nacional (Repsol, Cepsa y BP). Sanción posteriormente confirmada por la Audiencia Nacional y por el Tribunal Supremo.

La consecuencia directa es la posibilidad para los consumidores de gasóleo A de reclamar, contra cualquiera de las petroleras, una indemnización por los daños y perjuicios que supuso la compra de combustible a un precio superior al que debería haber estado fijado.