El Gobierno propone prorrogar un año más los módulos

Además este año se establece una reducción del 10% del rendimiento neto resultante para los autónomos acogidos a módulos y del 7% para los acogidos a estimación directa

La regulación aprobada en 2016 para continuar acogido al régimen de módulos, redujo de forma importante para el sector del transporte por carretera el límite máximo para poder continuar acogido. El límite de facturación anual quedó establecido en 125.000 euros, siempre que la facturación se realice en más de un 50% a empresas o profesionales. Asimismo dicha regulación preveía un régimen transitorio de dos años, estableciendo que a partir del año siguiente se aplicaría un nuevo límite inferior de 75.000 euros, algo que no ha llegado nunca a entrar en vigor por las sucesivas prórrogas aprobadas. Esto ha permitido acogerse al régimen de módulos en los seis últimos años a los transportistas que hubieran facturado menos de 125.000 euros en el año anterior.

El Gobierno ha acordado introducir una nueva prórroga del actual límite de facturación anual para acogerse al régimen de módulos en la Ley de Presupuestos Generales para 2023. Además de esta prórroga, han incluido otras medidas de reducción de la carga impositiva para los autónomos justificándolo en la actual situación que padece la economía española, al ser este colectivo «uno de los sectores de la población más castigado por la situación económica actual».

En todo caso, la aprobación final de dichas medidas dependerá de que el Gobierno cuente con la mayoría suficiente para sacar adelante los Presupuestos Generales para el próximo año. Aunque habrá que esperar a mediados de Diciembre para conocer el resultado, previsiblemente contará con el apoyo de otros grupos políticos que permitirán su aprobación.

Asimismo, el Ministerio de Hacienda incluirá en la Orden Ministerial que establezca los importes para 2023 de los módulos de las diferentes actividades empresariales acogidas a dicho régimen, una reducción del 10% del rendimiento neto en 2023 resultante de la aplicación de dicho régimen. En el caso de los autónomos acogidos al régimen de estimación directa simplificada, se contempla elevar al 7% el porcentaje de gastos deducibles en concepto de provisiones y gastos de difícil justificación.