La nueva ley limita los pagos en efectivo a 1.000€ entre profesionales y 2.500€ entre particulares, y prohíbe las amnistías fiscales

El pasado mes de Julio, se aprobó la Ley 11/2021, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal. Una de las novedades más importantes que introduce dicha ley Tal y como aseguró la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el objetivo del Gobierno es “tener la trazabilidad de todas las operaciones”.

Tras casi un mes desde su entrada en vigor, concretamos las medidas de esta nueva ley, que pretende minimizar el fraude fiscal controlando los movimientos de dinero.

Limitación

Los pagos en efectivo en operaciones entre empresarios o profesionales no pueden superar los 1.000€. El límite máximo a pagar en efectivo entre particulares será ahora de 2.500€. No obstante, ese importe máximo se incrementará hasta los 10.000€ en el caso de particulares sin domicilio fiscal en nuestro país.

No es posible pagar parcialmente en efectivo una operación que supera el límite establecido, ni tampoco es posible fraccionarla, puesto que la suma de todos los pagos es la que computa para el alcance o no del límite fijado.

Amnistías fiscales

La nueva ley también prohíbe las amnistías fiscales y amplía el listado de deudores. Se rebaja a 600.000€ el umbral de deuda para aparecer en la lista e incluirá también a los responsables solidarios de la deuda.

Nuevas tecnologías

Prohibición del “software de doble uso”, programas informáticos utilizados por las grandes compañías para manipular la contabilidad.

Criptodivisas

Asimismo, se reforzará el control fiscal sobre el mercado de criptodivisas, estableciendo la obligación de informar sobre saldos y titulares de las mismas.

Sanciones

El incumplimiento de los límites fijados en la nueva normativa es objeto de una sanción administrativa equivalente al 25% de la cuantía satisfecha en efectivo. De este incumplimiento responderán ambas partes de forma solidaria. No obstante, si una de las partes denuncia el incumplimiento ante la AEAT en un plazo máximo de 3 meses, dicha parte queda exonerada de responsabilidad.