La Comisión Europea ha realizado nuevas aclaraciones sobre el nuevo Reglamento europeo de tiempos de conducción y descanso, con el objetivo de armonizar la aplicación e interpretación del mismo en todos los Estados Miembros

Tras la entrada en vigor en Agosto del pasado año del Reglamento europeo de tiempos de conducción y descanso, que supuso importantes cambios, han sido numerosas las dudas de interpretación surgidas sobre la aplicación de determinados aspectos de la norma.

Con el objetivo de una aplicación uniforme en todos los Estados Miembros, la Comisión Europea ha hecho públicas nuevas aclaraciones tras las dudas surgidas en la aplicación estos últimos meses.

Vuelta al lugar de residencia

Respecto a la obligación de la empresa de garantizar que sus conductores regresan al menos cada 4 semanas a su lugar de residencia o al centro de operaciones de la empresa, a elección del conductor, la Comisión ha aclarado que el término “lugar de residencia” debe entenderse como el lugar donde vive habitualmente una persona (por lo menos 185 días en el año calendario), debido a lazos personales y laborales. En el caso de que los vínculos laborales estén en un lugar diferente que los personales, el lugar de residencia será el de los vínculos personales.

Por otro lado, el «centro operativo» del conductor será el lugar donde la empresa le organiza su trabajo, donde su período de descanso semanal comienza normalmente y al que regresa con regularidad.

Descansos semanales regulares en cabina

Otra de las aclaraciones de la Comisión Europea se refiere a la prohibición de realizar los descansos semanales regulares a bordo de los vehículos. Se aclara que la prohibición se aplica a todos los conductores para prevenir la fatiga de los mismos y eliminar riesgos para la seguridad vial. En el caso de los conductores autónomos, los costes del alojamiento fuera del vehículo deben ser cubiertos por él mismo.

Flexibilización de los tiempos de conducción y descanso

La UE aclara como debe compensarse la ampliación de hasta 2 horas de la conducción máxima diaria o semanal con el objetivo de llegar a su residencia o al domicilio de la empresa para iniciar un descanso semanal ordinario o un descanso semanal reducido. Así, este exceso en el tiempo de conducción debe compensarse con un descanso equivalente, que debe tomarse en bloque con cualquier período de descanso dentro de las 3 semanas siguientes a la aplicación de la excepción. Además, el conductor deberá señalar manualmente el motivo de la excepción.

Se matiza que si un conductor tras 4,5 horas de conducción, ha realizado el correspondiente descanso de 45 minutos y necesita continuar conduciendo durante 1-2 horas, no está obligado a tomar un descanso adicional de 30 minutos antes de reanudar esa conducción adicional.

En el caso de que al conductor se le permita conducir 10 horas durante el día, si ya ha alcanzado el límite de conducción diario y necesita seguir durante 1-2 horas para llegar a «casa» para tomar un descanso semanal, debe hacer un receso de 30 minutos antes de iniciar la conducción adicional.

Sin embargo, si el conductor excede en menos de una hora el tiempo de conducción diario, no necesita realizar un descanso adicional de 30 minutos.