El nuevo Decreto-Ley de medidas anticrisis no incluye ninguna ayuda económica específica para el transporte por carretera

El Gobierno pide a las organizaciones del sector un plazo de 15 días para aprobar un Paquete de medidas específico para el transporte

Este Domingo 26 de junio de 2022 se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado el nuevo Decreto-Ley 11/2022 de medidas anticrisis, aprobado este sábado por el Gobierno en Consejo de Ministros, como continuación del que se estableció el pasado mes de Marzo de respuesta a las consecuencias económicas derivadas de la guerra en Ucrania, dado que algunas de las medidas económicas contenidas en éste vencían este próximo 30 de Junio.

Así el nuevo Decreto-Ley prorroga hasta el próximo 31 de Diciembre la bonificación de 20 céntimos por litro en los combustibles, que si bien iba destinada a compensar a los sectores económicos más afectados por el alza incontrolada de los precios de los carburantes, en la práctica se acordó su aplicación de forma generalizada tanto a profesionales como a particulares, con el agravante de que al ser gestionada dicha ayuda directamente por las petroleras y gasolineras, en muchas ocasiones se ha venido cuestionando que la misma llegara íntegra a los consumidores .

El Decreto no incluye medidas específicas para los transportistas

Por ello, dado que en los últimos días los precios de los combustibles se sitúan en niveles récord, muy por encima de los que había el pasado mes de Marzo, las asociaciones que componen el Comité Nacional de Transportes habían demandado al Gobierno la aprobación urgente de un Paquete de medidas económicas específicas para el sector del transporte por carretera que le permitiera hacer frente a este alza incontrolada de los precios energéticos. Sin embargo, finalmente dichas ayudas no se han recogido en el Decreto Ley habiendo emplazado el Gobierno a las organizaciones del sector a que en un plazo máximo de 15 días se apruebe un Paquete de medidas específico.

Por lo que se refiere al sector del transporte por carretera tanto de mercancías como de viajeros, la única medida económica que incluye es la posibilidad, al igual que en el Decreto aprobado en Marzo, de solicitar el aplazamiento del pago hasta 4 meses de las cuotas de la Seguridad Social, en concreto las de los meses de agosto a octubre de 2022, en el caso de empresas, y entre los meses de septiembre a noviembre de 2022, en el caso de transportistas autónomos, a condición de que el solicitante esté al corriente de pago de la Seguridad Social y sin otro aplazamiento en vigor, debiendo solicitarse en los 10 primeros días naturales de cada plazo reglamentario de ingreso, lo que generará un interés del 0,5% de la cantidad aplazada.

Actualización cláusula de revisión de las tarifas del transporte

Asimismo, el Decreto-Ley recoge otra de las medidas normativas que habían solicitado las asociaciones de transportistas, en concreto la referida a la actualización de la cláusula de revisión de las tarifas del transporte al peso real que representa el gasóleo en la actualidad. Así se recoge que, hasta el próximo mes de Diciembre, en el caso de los contratos de transportes continuados al actualizar las tarifas de transporte que los transportistas perciben de sus clientes en función de las variaciones del precio del gasóleo, se aplicará un 40% del porcentaje de subida del gasóleo para los camiones de mayor tamaño ( de más de 20 toneladas de MMA), un 30% para los camiones medianos (entre 3,5 y 20 toneladas) así como para los camiones de obras y un 20% para los camiones de hasta 3,5 toneladas.

Como novedad en los contratos que realicen los transportistas para viajes diarios u ocasionales se establece que, hasta el 31 de diciembre de 2022, reflejen de manera separada el coste del combustible necesario para la realización del transporte. Para determinar el coste del combustible en este tipo de contratos, se tomará como referencia el precio medio del gasóleo de automoción en España que se recoge semanalmente en el Boletín Petrolero de la Unión Europea.