Plan Nacional de Inspección de Transporte 2022

  • El Plan Nacional de Inspección de Transporte para 2022 priorizará el control sobre la competencia desleal y dumping social de las empresas deslocalizadas en otros países

El Miércoles 24 de Noviembre, la Subdirectora General de Inspección de Transporte Terrestre del Ministerio de transportes, Alicia Rubio Fernández, ha presentado el Plan Nacional de Inspección para el transporte por carretera para el año 2022 a las asociaciones nacionales de transportistas.

Durante la presentación se ha dado a conocer el objetivo prioritario del Plan Nacional de Inspección, que será el control de las empresas extranjeras que operan en España, especialmente de las empresas deslocalizadas o «empresas buzón», dando así cumplimiento a la Directiva Europea 22/2006, que obliga a los Estados miembros a realizar controles dirigidos a las empresas consideradas de alto riesgo.

Se trata de controlar la deslocalización de las grandes empresas hacia países de la Unión Europea con menores costes de explotación, generando una situación de competencia desleal.

Este control se llevará a cabo en carretera, mediante el control de vehículos pesados y ligeros, y también en las empresas cargadoras, comprobando el cumplimiento de la normativa social y de cabotaje.

En este sentido, en Febrero de 2022 entrará en vigor la regulación laboral y de cabotaje contenida en el Paquete de Movilidad, por lo que la Inspección de Transporte podrá realizar un control más exhaustivo de las empresas extranjeras deslocalizadas que operan en España. Además, desde ese mismo mes, los conductores tendrán la obligación de registrar el símbolo del país en el que entran tras cruzar la frontera de un Estado miembro, al comienzo de la primera parada en ese país, lo que facilitará esta labor de vigilancia.

Asimismo, el pasado mes de Julio la Inspección de Transporte y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social firmaron un nuevo protocolo de actuación con el objetivo de luchar contra el fraude en las contrataciones de trabajadores en el sector del transporte, la economía sumergida y la competencia desleal.

Morosidad y tiempos de conducción y descanso

Otro de los aspectos más importantes de la inspección será el control de la morosidad mediante la comprobación del cumplimiento de los plazos máximos de pago en el sector del transporte. Este es un paso más en la lucha contra la morosidad en el transporte, algo que preocupa especialmente en el sector, tanto en nuestro país como en el resto de países de la Unión Europea.

Por otro lado, se realizará el control anual de los tiempos de conducción y descanso de los 470.000 vehículos de transporte que actualmente están obligados a llevar tacógrafo en España, controlando al menos 3.173.513 jornadas de trabajo de los conductores profesionales, que suponen el 3% mínimo exigido por las Directivas europeas a los Estados miembros.

Otras actuaciones

Otro de los objetivos del Plan de Inspección es el control de las operaciones con origen o destino en grandes centros de cargas, como plataformas logísticas o zonas de carga de puertos marítimos.

Asimismo, continuará el control de las furgonetas con exceso de peso, especialmente en zonas próximas a los polígonos industriales, y de las empresas que ofertan servicios de transporte on-line, en especial en lo referido a plataformas de paquetería, que intermedian habitualmente sin estar autorizadas.

Otras actuaciones estarán enfocadas al control de las cooperativas de trabajo asociado que actúen irregularmente en el ámbito tributario y en el ámbito laboral.