En un año los plazos de pago a los transportistas se han reducido un 20%

Los datos del Observatorio permanente de la morosidad en el transporte por carretera evidencian una reducción en los plazos de pago a los transportistas hasta los 69 días de media, que contrastan con los 81 días de hace un año

En Octubre de 2021 se aprobó por Ley el nuevo régimen sancionador de lucha contra la morosidad en el sector del transporte por carretera en nuestro país.

Durante este primer año se ha observado una evolución positiva de los plazos máximos de pago a los transportistas por parte de sus clientes, pasando de los 81 días de media que había en ese mes hasta situarse en 69 días de media en Octubre de este año. Sin embargo, estos datos están aún lejos del plazo de 60 días máximo que marca la ley de lucha contra la morosidad.

Así, el pasado mes de Octubre se produjo un nueva reducción en los plazos medios de pago, frente a los 73 días del mes de Septiembre, tal y como ha constatado el último Observatorio permanente de la morosidad y los pagos en el sector del transporte por carretera.

Esto se traduce en una disminución en el número de empresas cargadoras e intermediarios que incumplen la legislación sobre morosidad, pasando a ser del 54%. De estos, un 30% lo hicieron a más de 90 días e incluso un 11 % a más de 120 días, esto es, a 6 meses.

Respecto a los medios de pago más utilizados para el pago de los servicios de transporte, continúan siendo por este orden la trasferencia (67%), seguido del confirming (26%), el pagaré (6%) y el cheque (<1%).

Por ello, desde AGTCyL y Fenadismer valoramos positivamente que en el Plan Nacional de Inspección de Transporte para el año 2023 se haya incluido el control de los plazos de pago como actuación prioritaria, para conseguir de este modo el pleno cumplimiento y aplicación de la legislación sobre morosidad en el sector del transporte por carretera, ya que si bien se ha podido constatar desde su aprobación una importante reducción aún subsiste un grado significativo de incumplimiento.