Los portacontenedores de obras obligados a usar tacógrafo

El Decreto 729/2022 que regula las exenciones en el uso del tacógrafo, ha eliminado dicha exención a los camiones portacontenedores de obras

El pasado mes de Septiembre el Gobierno aprobó el Real Decreto 729/2022 por el que se actualizan las exenciones a la utilización del aparato tacógrafo en determinadas especialidades de transporte. Este texto se realizó en desarrollo de la nueva reglamentación europea sobre tiempos de conducción y descanso aprobada por la Unión europea en el año 2020.

Entre las novedades incluidas como exenciones a la obligatoriedad del uso del tacógrafo destacan determinadas especialidades en el sector de la construcción, en concreto, el transporte de hormigón en vehículos especializados, así como el transporte privado complementario de maquinaria de construcción. Estas excepciones se darán siempre que su recorrido esté comprendido en un radio de cien kilómetros alrededor del centro de explotación de la empresa o autónomo titular del vehículo.

Sin embargo, la norma aprobada en Septiembre elimina una de las exenciones, en concreto la que se aplicaba a los camiones portacontenedores de obras. Estos camiones estaban exentos del uso del tacógrafo en base a una interpretación extensiva de la excepción del transporte de residuos de carácter urbano que la normativa española recogía, en desarrollo de la previsión sobre el transporte de basura que la reglamentación europea incluía entre las actividades de transporte exentas.

Así, el nuevo Decreto señala que están exceptuados del uso del tacógrafo, entre otros, “los transportes realizados para la recogida y eliminación de residuos domésticos a domicilio íntegramente comprendidos en un radio de 50 kilómetros”. Esto es, aquellos residuos que se generan en al ámbito doméstico, y no en consecuencia el transporte de otros residuos procedentes de construcciones o rehabilitaciones comerciales, residenciales, industriales, obras públicas o similares, que son los residuos que mayoritariamente transportan los camiones portacontenedores de obras.

Así lo ha confirmado el Ministerio de Transportes a la consulta planteada por Fenadismer, al señalar que en la vigente Ley 7/2022 de residuos y suelos contaminados, se encuentra definido el denominado “residuo doméstico”, que es el generado en los hogares como consecuencia de las actividades domésticas, incluyéndose también los residuos y escombros procedentes de obras menores de construcción y reparación pero siempre que sean de origen domiciliario, así como los procedentes de la limpieza de vías públicas, zonas verdes, áreas recreativas y playas, animales domésticos muertos y vehículos abandonados.

En consecuencia, “los residuos de construcción y demolición generados en obras o reparaciones distintas a las indicadas anteriormente no pueden ser considerados como residuos domésticos, lo que conlleva que no habría exención del uso de tacógrafo en el caso de un vehículo portacontenedor que no transportase residuos y escombros procedentes de obras menores de construcción y reparación domiciliaria”.