Situación actual del “atropello” con la prórroga de las ITV

La Orden aprobada por el Ministerio de Industria el pasado mes de Mayo establecía un calendario flexible para poder pasar la revisión técnica en los siguientes meses tras el estado de alarma, a todos los vehículos afectados por el cierre de las estaciones ITV durante ese período. Todo ello, con el objetivo de evitar su colapso, pero incluyendo una “trampa” por la cual en el momento de pasar los vehículos la revisión, se señala en su ficha técnica la fecha en la que ésta caducó, en lugar del día en que se pasa la revisión. De esta forma, se recorta sustancialmente la vigencia periódica para pasar la siguiente, suponiendo un nuevo “atropello” al sector.

Sin embargo, y gracias al recurso presentado por FENADISMER ante el Tribunal Supremo, se ha anulando esta normativa. Por lo tanto, aquellos vehículos cuya ITV haya caducado durante el estado de alarma (entre 15 de Marzo y 20 de Junio) y que aún no han pasado la nueva revisión porque todavía están en plazo según las prórrogas establecidas, cuando pasen la revisión se señalará como plazo para la siguiente, el que en efecto les corresponda según su antigüedad. Esto es, contando a partir de la fecha en que hayan pasado la revisión.

Desafortunadamente, el Ministerio ha decidido no aplicar esta anulación retroactivamente. Así pues, los vehículos que hayan pasado la ITV antes de la publicación del fallo del Supremo, y se hayan visto afectados por la prórroga que les ha recortado el plazo para la revisión siguiente, deberán pasar ésta en ese plazo.

Por otro lado, los vehículos cuya ITV haya caducado entre el 21 de Junio y 31 de Agosto, en cuyo caso Industria concedió también una ampliación de plazo de validez adicional de tres meses pero nuevamente indicando como plazo para la siguiente revisión a contar desde la fecha en que les caducó y no de la fecha en que efectivamente pasaron la ITV, lamentablemente no se podrán beneficiar de esta sentencia. Esto es, ésta se refiere exclusivamente a la primera Orden del Ministerio, a pesar de que el fundamento por el cual el Supremo anula la norma en el primer período es el mismo que el de este segundo.

En cualquier caso, no conformes con las posiciones del Ministerio de Industria en este proceso de apoyo exclusivo al lobby de las ITV, FENADISMER ha solicitado del Tribunal Supremo un auto aclaratorio tanto de la retroactividad de la sentencia, como de la extensión a los vehículos afectados por la segunda prórroga.