El Tribunal Supremo anula el requisito de antigüedad para acceder al sector

El 1 de Octubre se ha hecho pública una sentencia del Tribunal Supremo estimando el recurso presentado en su día por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), contra el artículo del Real Decreto 70/2019 de reforma del ROTT aprobado el pasado año, que establecía que para solicitar una nueva autorización de transporte se debe disponer de un vehículo de antigüedad inferior a 5 meses. Así, el Tribunal da la razón a la CNMC en sus posiciones ultraliberalizadoras, considerando que esa limitación de antigüedad de los vehículos no se justifica, por no ser adecuada ni proporcionada.

En consecuencia, a partir de que se publique en el B.O.E. en próximas fechas, el único requisito que actuará de filtro para acceder al sector del transporte de mercancías será el título de competencia profesional, además de la capacidad económica, honorabilidad y establecimiento.

Es conveniente aclarar que esta sentencia del Supremo, sólo deroga el requisito de antigüedad para acceder al transporte de mercancías, no al de viajeros (que sigue siendo con vehículo de menos de 2 años), ni tampoco declara ilegal el requisito de antigüedad media para sustitución o ampliación de flota, si bien con esta sentencia pierde todo el sentido.

Esta decisión de la justicia, sobre la cual no cabe recurso, resulta ser muy negativa para el sector, ya que además de la pérdida del valor patrimonial de las tarjetas, no tiene en consideración razones medioambientales, de seguridad vial y de ordenación del transporte de mercancías.

Por lo tanto, desgraciadamente puede suponer una mayor precarización del sector, especialmente del subsector del transporte ligero, ya que en este caso tampoco es exigible el requisito de la competencia profesional.